En una conferencia de prensa el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y el titular de Anses, Alejandro Vanoli, anunciaron un bono de $3.000 para los jubilados que cobran la mínima y los beneficiarios de planes sociales alcanzando a un universo de más de 556.000 personas.

También se anunció un refuerzo en la asistencia comedores, escolares comunitarios y merenderos (iglesias, organizaciones sociales) que consistirá en llevar mayor ayuda alimentaria a través de un mecanismo de viandas. Los funcionarios aseguraron que habrá más determinaciones en esta misma dirección para evitar el impacto de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia. Es prioritario “preservar y sostener los ingresos de las familias más vulnerables”, remarcaron.