Tal como se esperaba el juez Claudio Bonadio procesó este lunes a Cristina Kirchner en la causa de la fotocopias de los cuadernos que perdió el chofer Oscar Centeno.

Bonadío acusa a la ex presidenta de ser la jefa de una asociación ilícita que recibía coimas de la obra pública. También fueron procesados el ex ministro Julio De Vido, Roberto Baratta, y empresarios imputados como colaboradores. El magistrado dejó pendiente el pedido de desafuero como senadora. En la causa fueron indagadas 52 personas y hubo 26 detenidos, de los cuales 11 recuperaron su libertad.