Con la presencia de algunos observadores internacionales entre los que se encuentra una delegación argentina, se desarrolla en Bolivia la elección presidencial con la posibilidad de participar para 7.332.925 bolivianos habilitados para votar en estos comicios.

La dictadura que encabeza Jeanine Áñez le ha cercenado la posibilidad de participar al presidente depuesto, Evo Morales, cuyo sector político está representado en la candidatura de Luis Arce que aparece como favorito en las encuestas previas. Para ser electo en primera vuelta deberá alcanzar el 40% de los votos con 10 puntos de diferencia de su seguidor. De lo contrario se realizará una segunda vuelta convocada para el 29 de noviembre.

La derecha boliviana presenta dos candidatos. Carlos Mesa por Conciencia Ciudadana, y un exprefecto de Santa Cruz de la Sierra, Luis Fernando Camacho, que se postula por Creemos. La lista de candidatos a ocupar la presidencia se completa con Chi Hyun Chung, por el Frente para la Victoria; Feliciano Mamani, del Partido Acción Nacional Boliviana, y María de la Cruz Bayá, de Acción Democrática Nacionalista.