La audiencia pública planteada para exponer posiciones sobre la incorporación de un predio, ubicado en el barrio de Saavedra, para que sea el destino de una planta de tratamiento de residuos secos derivó en un fuerte cruce de opiniones entre recicladores y vecinos que se oponen a que esto suceda. El terreno en cuestión, que los vecinos reclaman que sea una plaza, está delimitado por las calles Holmberg, Deheza Av. Parque Goyeneche y Arias. Un proyecto del gobierno de la ciudad, que ya tiene aprobación de primera lectura, lo transformará en un lugar donde se instalará una moderna planta de reciclado para residuos domiciliarios secos. El barrio se opone y ha organizado una asamblea permanente que se reúne todos los viernes con el fin de frenar el proyecto. Ya presentaron un amparo judicial que espera respuesta desde el juzgado que tiene como titular a la jueza Andrea Danas.

En la audiencia también estuvieron recicladores que defienden el proyecto ya que representa una fuente de trabajo para el sector. La diputada Victoria Roldán Méndez, titular de la comisión de planeamiento, debió intervenir varias veces buscando poner límites a las interrupciones contra los oradores. La legisladora del PRO le explicó a CP que “el objetivo de instalar esa planta es mantener nuestra política de reciclado. En este caso en la comuna 12 que es de las que más reciclan. Estará ubicada cerca de la General Paz con una planta moderna de separación de residuos secos, es decir no orgánicos por lo que no hay riesgos de olores ni ruidos”. Las explicaciones no conforman a los vecinos quienes aseguran que el objetivo final es volver a incinerar (existe en la actualidad un amparo judicial contra ese otro proyecto) utilizando como combustible para alimentar esas plantas lo reciclado en la de Saavedra”.

En el contexto de la audiencia tomó la palabra Alejandro Tiscornia, integrante de la asamblea vecinal, quien mientras hablaba se fue quitan parte de su ropa para quedar disfrazado de Batman mientras sus vecinos elevaban máscaras del mítico personaje.  “Es la primera de cinco plazas que quieren sacar – le comentó màs tarde a CP – El reciclado es una industria y debe ser instalado (la planta) en lugares industriales. Saavedra es una zona residencial. Nosotros les hemos dado otros lugares donde pueden llevar esa planta de reciclaje”. En agosto el proyecto volverá al recinto para buscar su aprobación en segunda lectura.