El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, aseguró que el cese de comercialización de granos convocado por tres entidades de la Mesa de Enlace tuvo un efecto prácticamente nulo y subrayó que estas asociaciones «no aportaron una sola idea para el resolver el problema» del abastecimiento interno de maíz y de los precios domésticos del cereal.

También afirmó que no fue una equivocación la decisión de limitar el registro de exportaciones de maíz el lunes pasado, ni tampoco con las nuevas medidas no se dio marcha atrás ya que permitió crear «un espacio donde estamos discutiendo el desacople de los precios internacionales de los locales».

Sobre la medida de fuerza asumida por la mesa de enlace Basterra reflexionó señalando que «El efecto fue prácticamente nulo, porque la comercialización que existió fue prácticamente normal, con alguna variación a días normales porque llovió. No tuvo la mayor incidencia y no aportaron nada para la construcción que venimos haciendo con los actores del sector privado para garantizar, por un lado, que las relaciones entre los actores sea equitativa y, por la otra, que se garantice la provisión del mercado interno y se sostenga la comercialización externa».