Juan Ignacio Maquieyra, titular del Instituto de la Vivienda de la Ciudad de Buenos Aires (IVC), desembarcó este lunes con su equipo de colaboradores para exponer, ante vecinos y legisladores, en una reunión Informativa sobre el avance del proceso de Reurbanización e Integración del Barrio 20, Papa Francisco.

Desde hace dos años el gobierno porteño lleva adelante un lento proceso de urbanización de esta vecindad de Villa Lugano, proyectando la instalación de servicios públicos, la construcción de 1671 viviendas y la refacción de otras con una inversión prevista inicialmente en 1.000 millones de pesos. El joven funcionario (29 años) explicó que se viene con un retraso en las seis etapas que comprende el plan de obras, pero estimo que en junio del año próximo se entregarán las últimas viviendas. La diputada Paula Penacca (Unidad Ciudadana) consultó por las características de organización que prevé el gobierno para el barrio, una vez concluida las obras y ya con la gente viviendo. Su par Gabriel Solano (Frente de Izquierda), criticó que no se le haya dado la palabra a los vecinos (pocos) que asistieron a la reunión, como es habitual en la primer media hora de este tipo de plenarios. Santiago Roberto (Bloque Peronista) planteó detalles puntuales de inconvenientes que observan los vecinos en la obra. Consultado por CP, Maquieyra respondió que pese a la brutal crisis que atraviesa el país y la brutal devaluación de este año, los fondos están asegurados para concluir las obras.