Una situación tan preocupante como anómala se presentó este viernes en el aeropuerto internacional de Ezeiza cuando Se activaron todos los protocolos de seguridad después que un pasajero que se encontraba en un avión de Air France a punto de despegar amenazó al piloto asegurando que había una bomba en la aeronave.

De inmediato el comandante de la nave le anunció a la torre que abortaba el despegue. La situación fue posteriormente controlada según lo comunicó la Policía de Seguridad Aeroportuaria y del ANAC, detallando que la persona había sido detenida e identificada.