Se realizó en la Legislatura porteña la audiencia pública para debatir el proyecto de ley, que ya tiene aprobación en primera lectura, que autoriza la concesión de uso y explotación de edificios y nuevos espacios ubicados dentro del predio del Jardín Zoológico, bautizado ahora como ecoparque.

Distintas organizaciones presentes en la audiencia plantearon su oposición al proyecto al que definen, irónicamente, como eco-shopping queriendo resaltar que detrás de la iniciativa se esconden intereses relacionados con una explotación comercial y no por un interés ambiental o del cuidado de los animales. El gobierno de la ciudad asume que la mortandad de animales ha sido muy alta, tanto que desde 2012 hasta estos días murieron 1000 animales. La administración porteña se defiende destacando que en los dos últimos años, cuando dejó de estar concesionado el zoológico y la responsabilidad quedó en sus manos, esa mortandad descendió notablemente. El ex legislador Adrián Camps, que ha trabajado mucho en este tema, expresó en la audiencia su oposición a los negocios privados con los bienes públicos, pero acompaña la intención de encarar proyectos científicos, educativos y de rescate del tráfico de fauna. Voceros del oficialismo confirmaron que el proyecto llegará al recinto en 15 días más, y necesitará 40 votos para transformarse en ley.