El Jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, destacó que hubo diez personas que al regresar al país violaron el aislamiento obligatorio que prevé el DNU presidencial, al que adhiere la provincia, por lo que se les aplicó una multa de 4,3 millones de pesos y han sido denunciados penalmente.

Bianco señaló que desde el 1 de julio reingresaron a Argentina 129 bonaerenses que fueron monitoreados por las autoridades sanitarias de la provincia para saber si cumplen el aislamiento de 4 días en su domicilio o en algunos de los 104 hoteles disponibles. Bajo ese contexto se detectó que una decena de los pasajeros ingresantes hicieron caso omiso a los necesarios cuidados para evitar la expansión del virus, por lo que sufrirán las consecuencias previstas en la normativa vigente.