El presidente Alberto Fernández ratificó que Argentina “reafirma su compromiso con el acuerdo de París y adopta el cambio climático como política de Estado” y anunció que el país presentará “con miras al 2030 una meta que limitará sus emisiones de gases con efecto invernadero a un nivel 26 por ciento inferior a la comprometida”. El primer mandatario realizó estas declaraciones al participar en forma virtual, junto a otros líderes mundiales, de la denominada Cumbre de Ambición Climática, que coincide con los cinco años del Acuerdo de París. “El planeta nos dice basta. Asumamos la responsabilidad histórica de contribuir a un mundo mejor”, dijo Fernández.

La cumbre es organizada por Naciones Unidas, el Reino Unido y Francia, en asociación con Chile e Italia, e involucra a líderes de gobiernos y actores de la sociedad civil tales como empresas, academias, pueblos originarios, jóvenes, ciudades y regiones. El encuentro ratifica, además, el Acuerdo de París, a cinco años de haberse celebrado, el 12 de diciembre de 2015.