El Ministro de Economía, Martín Guzmán, le informó a los gobernadores este jueves en Olivos, que la propuesta de canje de deuda que propone el gobierno a los bonistas incorpora un período de gracia en el que no se pagará capitales ni intereses «por tres años».

Argentina recién se comenzará a pagar en el 2023 con una quita mayor reducción de intereses que de capital, y en ese sentido Guzmán precisó que se trata de una «reducción de capital de US$ 3.600 millones de dólares, que equivale a una quita de 5,4% sobre el stock adeudado y una reducción del pago de intereses de US$ 37.900 millones, que equivale a una quita de intereses del 62%». El ministro también señaló que habrá gente jugando muy fuerte en contra de esta oferta y le pidió a los gobernadores estar unidos en esta determinación para mantener fortaleza en la negociación. “Argentina no puede pagar nada hoy”, sentenció. También destacó que «aún no se ha llegado a un entendimiento con los bonistas»

De esta forma el Gobierno intenta que de la deuda que se reestructure haya una amortización de capital recién en el 2025. En tanto, desde el 2024 se pagarían intereses a tasa de 1 % que irá en un crescendo de 0,5 puntos por año hasta llegar a convalidar un interés final de 4,5 % en el 2031.