La selección Argentina de handball (masculina), bautizada como los Gladiadores, venció este domingo a Bahrein por 24 a 21 en su segunda participación en el mundial que se está desarrollando en Egipto y se clasificó a la próxima ronda. Debe cerrar el grupo D contra el rival más difícil, Dinamarca que es el último campeón olímpico. Federico Pizarro (foto) fue el goleador con seis anotaciones y sin Diego Simonet lesionado, la Selección sacó adelante un partido que por momentos se presentó como muy complicado.

Instalados en la segunda ronda todo será más difícil aún ya que van a integrar uno de los cuatro grupos de seis seleccionados y deberán quedar entre los dos primeros para acceder ascender un escalón más hacia los cuartos de final.