En medio de los anuncios relacionados con ayuda alimentaria a los sectores más empobrecidos de la provincia de Buenos Aires, la gobernadora Vidal anunció este miércoles que le pidió la renuncia a la contadora general de la Provincia, Fernanda Inza, hasta tanto se aclare la situación relacionada con las denuncias de los aportantes truchos en las campañas electorales del PRO.

«Le he pedido en el día de hoy la renuncia a la contadora general, María Fernanda Inza, al cargo de contaduría general de la provincia. Formó parte del equipo, la conozco, confío en ella, no tengo ningún elemento objetivo que demuestre su involucramiento en los hechos que se denuncian», comentó Vidal aclarando que si el año próximo ella es candidata bancarizará todos los aportes que se hagan para la campaña y acotó que espera que “los demás partidos hagan lo mismo” (sic). En el desarrollo de su explicación la gobernadora comentó que le pide la renuncia a Inza «para demostrar que no somos todos lo mismo» (sic). La denuncia de aportantes truchos a las campañas de la alianza Cambiemos salió a la luz después de una investigación periodística de Juan Amorín para el sitio el Destape, que se fue ampliando cada vez a más gente de distintos distritos de la provincia. Tras la presentación periodística la senadora provincial Teresa García hizo la denuncia judicial que amplió esta semana involucrando a otros dirigentes de Cambiemos.