Todo parece indicar que el presidente Alberto Fernández firmará este lunes un DNU congelando las jubilaciones de privilegio que aún mantienen jueces y embajadores. Una determinación que se asume mientras se trabaja, con un plazo de 180 días, para determinar el nuevo esquema de movilidad para las jubilaciones, incluyendo las más altas que superan los 100 mil pesos recibidos por quienes están en regímenes especiales.

Mientras se espera el nuevo esquema de aumentos los mismos serán determinados por el Poder Ejecutivo. Anoche Alberto Fernández señaló que no existe congelamiento en los haberes de los jubilados, afirmando que “además del 9% en diciembre que fue dado para todos, hay dos aumentos de 5 mil pesos cada uno en diciembre y enero”. El presidente señaló que en marzo se establecerá otro aumento con una suma fija, hasta que se establezca el mecanismo por el cual se ajustarán los haberes jubilatorios desde mitad de año en adelante.