En sesión ordinaria de este jueves la legislatura porteña sancionó, con el voto de los 59 diputados presentes, una ley ampliando las licencias para empleados de la ciudad. Entre los puntos más destacados se encuentra la ampliación a 15 días de la licencia por paternidad.

También se otorgará una nueva licencia de 30 días corridos con goce de sueldo para los progenitores que podrán ser tomados durante el primer año de vida del hijo. Desde todos los bloque se reconoció que se trata de una ley que amplía derechos y equipara las tareas de cuidado para una inserción más rápida de la mujer en sus tareas laborales. El diputado Ariel Álvarez Palma (Vamos Juntos) definió que «el objetivo primordial de la ley es la promoción de un modelo que equipare responsabilidades entre hombres y mujeres ampliando derechos y favoreciendo la inserción y la continuidad laboral de las mujeres». Por su lado Gabriel Solano (Frente de izquierda) señaló “estamos a favor de una ley que va en contradicción de la tendencia de un gobierno que impulsa una reforma laboral”. El titular de la comisión de trabajo, Claudio Heredia (bloque peronista), recordó que “hubo más de 20 proyectos presentados con características similares en los últimos años. Esta vez se logró consenso porque se trabajó sin prisa y con mucho tiempo. Cuando hay voluntad política hay consenso. Esta ley debería ser la punta de lanza para que sea proyectada a nivel nacional”.