A contramano de lo planteado por el Senado nacional anoche, al autorizar allanamientos a domicilios de la ex Presidente Cristina Fernández, el juez Claudio Bonadío no le permitió al abogado de la senadora, Carlos Beraldi, estar presente en el allanamiento realizado este miércoles en el barrio porteño de Recoleta.

Lo anunció el propio abogado  destacando que «se está llevando a cabo una arbitrariedad contraría a lo que el Congreso de la Nación aprobó. El Senado hizo mención a que el abogado defensor iba a estar dentro del domicilio para controlar el allanamiento». Beraldi adelantó que esta situación será motivo para el pedido de un juicio político a Bonadío, y planteará la nulidad del proceso de allanamiento entendiendo que se está “frente a una farsa del procedimiento judicial».