El presidente electo, Alberto Fernández, se reunió este lunes con el empresario mexicano Carlos Slim Helú, dueño de la multinacional de telefonía América Móviles que acumula una riqueza superior a los 60 mil millones de dólares, quien le manifestó la vocación que tiene de continuar invirtiendo en Argentina. Fernández, que permanece este martes con nutrida agenda en México, explicó que nuestro país “no tiene más espacio para el ajuste. El ajuste ha hecho que nuestros chicos se queden sin vacunas contra el sarampión que volvió, junto con la viruela, a ser una enfermedad en Argentina. Necesitamos tiempo para recuperarnos». También dio cuenta de las señales que va observando del resto del mundo a medida que pasan los días tras la elección que ganó el 27 de octubre pasado. «Todos los líderes del mundo con los que he hablado son muy comprensivos de la situación en la que la Argentina está. Todos conocen el modo absurdo en el que en muy poco tiempo la Argentina se endeudó y lo poco que sirvió tomar esa deuda».