Desde la sede nacional del Partido Justicialista se emitió un comunicado con la firma de su titular, José Luis Gioja, advirtiendo sobre posibles maniobras fraudulentas en los próximos comicios nacionales.

El PJ basa su preocupación en “por las deficiencias del nuevo sistema de transmisión de datos realizado por la empresa SmartMatic, que cobrará 17 millones de dólares”, según detalla la notificación. Seguidamente detalla que “los resultados preliminares que arrojaron los simulacros realizados recientemente no dejan lugar a dudas. Solo el 33% de las 10 mil mesas que se sometieron a la prueba realizada por la Dirección Nacional Electoral pasaron el ensayo”. Gioja es contundente al señalar que “este simulacro de transmisión deja en claro este sistema es muy vulnerable y no da garantías de seguridad para que el escrutinio se realice sin problemas. Esto puede terminar en un desastre, por eso pedimos que se vuelva al antiguo sistema de actas de escrutinio y telegramas”. Semejante resultado en el simulacro es planteado como una tendencia a entorpecer el proceso electoral dejando al PJ con “fundadas sospechas para afirmar que el proceso electoral podría estar viciado de nulidad”, asegurando que “nuestros técnicos en informática nos advierten que hay mucho riesgo de manipulación de datos electorales en virtud de lo vulnerable que es el sistema que ofrece SmartMatic”.