El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, acordó con los bloques de la oposición el sistema de trabajo legislativo para los próximos dos meses, en el que se mantendrán las sesiones virtuales pero se habilitará la forma presencial, a requerimiento de un bloque político, para proyectos que demanden fuertes debates.

Tras la reunión de presidentes de los distintos bloques que conviven en la Cámara Baja del parlamento, se acordó extender el protocolo de sesiones y comisiones remotas por los próximos 30 días hábiles. Los términos del acuerdo son algo difusos en cuanto al tratamiento de futuros temas dentro de este plazo. Para el titular de la bancada de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro se acordó “por consenso de todos los bloques: a) retorno de sesiones presenciales para debatir los temas de mayor trascendencia institucional y b) prorrogar por 30 días el protocolo de sesiones remotas”. En tanto, desde el Pro, Cristian Ritondo, afirmó que ese acuerdo para sesionar deja afuera de los tratamientos virtuales “temas de envergadura institucional”, sin especificar cuales fueron esos temas y si se incluye la reforma judicial y el presupuesto nacional, que el ministro Martín Guzmán prometió presentar la semana próxima. Ritondo señala, y atribuye para el interbloque que integra, que todos los bloques de aceptaron la propuesta de Juntos por el Cambio.

Por el lado del oficialismo la secretaria parlamentaria del bloque del Frente de Todos, Cristina Alvarez Rodríguez, señaló que «se mantiene el sistema virtual para las comisiones y las sesiones», y señaló que «si un bloque quiere participar, en forma presencial, lo tendrá que comunicar al presidente Massa, quien podrá ver en que ámbito se realizará la sesión, respetando el protocolo».