El presidente Alberto Fernández mantuvo una videoconferencia con los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti y de Santa Fe, Omar Perotti, para anunciar obras del Acueducto Interprovincial como el acueducto Biprovincial Santa Fe-Córdoba. Que permitirá resolver los problemas que limitan el abastecimiento de agua potable para una amplia región de estas provincias abarcando 65 municipios y más de medio millón de personas.

La obra tendrá una inversión inicial de 250 millones de dólares, 100 de ellos financiados con créditos otorgados por el Fondo de Kuwait. “Es imposible pensar el desarrollo de una comunidad, de una sociedad que no tenga acceso al agua potable. Por lo tanto, estamos dando una solución que ahora si podemos poner en marcha”, remarcó el Fernández para augurar que la obra que se está anunciando “resuelve un problema, que es garantizar que llegue el agua a donde todos los argentinos lo necesitan”.

Por su parte el gobernador de Córdoba señaló que se trata de una obra fundamental para su provincia donde el agua es un bien escaso en muchas zonas. «Comenzamos a concretar un sueño que es un derecho humano», aseguró Schiaretti para sentenciar que el Acueducto Interprovincial “permitirá garantizar, para las próximas décadas, el agua potable para una provincia que no le sobra el agua”