El candidato a gobernador por el Frente de Todos, Axel Kicillof cerró su campaña electoral en Merlo con la presencia de la senadora Cristina Fernández que lo ponderó recordando que se recibió con honores y un promedio ideal. La ex presidenta remarcó que “la provincia de Buenos Aires representa el 54% de la industria manufacturera de todo el país”, y por eso se sufre tanto la recesión que produce el modelo liberal económico del gobierno nacional. Describió a Kicillof como una persona inteligente y, sobre todo muy sensible. “Creo en la renovación generacional para que vaya tomando la posta, siempre es bueno sangre nueva y joven para esta provincia y este país”.

Por su parte el candidato a gobernador se mostró muy emocionado por el acompañamiento que recibe de los bonaerenses. “Estoy emocionado porque este cierre de campaña es el comienzo de una nueva etapa”, expresó para después ruborizarse cuando una mujer le gritó “sos muy lindo”. Después, sentenció “hoy la provincia de Buenos Aires está viendo que se cierra un capítulo triste y se abre uno alegre”, y recargó contra María Eugenia Vidal afirmando que le tiró ácido sulfúrico a la producción bonaerense. “Están cayendo como moscas las pymes, las empresas los comercios”. Ironizando sobre el desliz del discurso de Macri días pasados en la ciudad de Buenos Aires, Kicillof descargó que el país necesita “menos carajo y más trabajo”.  

También se peguntó “¿A quién se le ocurre llevar una cruzada con maestros y docentes de la provincia? A la escuela pública no caes, la escuela y universidad pública te levanta, no caes”. Mostrando la importancia de la tarea que realizan los intendentes para poner parches que evitan agravar la crisis, recordó que entre otras cosas los jefes comunales “pagan la nafta de los patrulleros”. Sobre la campaña electoral del oficialismo aseguró que “no pueden hablar del presente han decidido negar la realidad y atacar a los dirigentes opositores”.