Axel Kicillof confirmó este lunes que impulsará excepciones a la cuarentena en distintos municipios el interior de la provincia de Buenos Aires, aunque destacó que serán muy pocas en el Conurbano. En conferencia de prensa el gobernador bonaerense explicó que hay 58 municipios que no han tenido ni un solo caso de coronavirus por lo cual se les va a aplicar una nueva fase de la cuarentena administrada, teniendo en cuenta que el gobierno nacional habilitara otros 11 rubros de actividad.

“Desde la Provincia habilitaremos, en los municipios que lo hayan requerido, aquellas actividades que permitió el Gobierno nacional, siguiendo los protocolos de seguridad correspondientes”, señaló agregando que “la nueva fase de la cuarentena administrada tiene el mismo objetivo y la misma preocupación principal: cuidar la salud y la vida de las y los bonaerenses. Ese es el criterio que usamos para tomar las decisiones”.

Para aquellas zonas con mayores casos de Covid 19 habrá mayores restricciones. La utilización del tapaboca ya es obligatoria en toda la provincia, y el transporte público deberá ofrecer más frecuencias para que los pasajeros no se amontonen y las rutas tendrán mayores controles.

Las actividades que volverán a ser permitidas serán, en principio, las que ya tienen el aval del gobierno nacional, la atención médica en consultorios (con turno) y en los laboratorios de diagnósticos por imagen y ópticas. Los comercios minoristas que usen el sistema on line, aquellas industrias de bienes exportables que tengan el aval del ministerio de la Producción nacional, las pinturerías y la venta de materiales para la construcción y la decoración. Finalmente, también podrán atender los locales de cobro de impuestos.