Un informe anual sobre la desigualdad económica en el mundo, presentado por la ONG Oxfam Internacional este lunes, ratifica una tendencia mundial hacia la concentración de riqueza en pocas manos.

Los multimillonarios aumentaron sus ganancias en u$s 900.000 millones el año pasado. El crecimiento es feroz y tiene un ritmo de u$s 2.500 millones por día, en detrimento de los sectores más empobrecidos del planeta. Hay 26 multimillonarios que poseen más dinero que los 3.800 millones de personas más pobres que existen en el mundo. La concentración de riqueza, marcando el abismo que existe entre los pocos ricos y los muchos pobres, se amplía cada año. Según la ONG, en 2017 la proporción era de 43 multimillonarios poseedores de más riqueza que la mitad más pobre de la humanidad.