El derrumbe en el barrio de San Cristóbal que acabó con la vida del joven Adrián Continiello la semana pasada le da continuidad a una situación que se repite en cadena desde hace años en la Ciudad de Buenos Aires. “Este no es un hecho aislado sino la consecuencia de una política de controles ligeros a nulos en las más de 12.000 obras en construcción que se están desarrollando en la Ciudad de Buenos Aires, de las que hay 4.000 potenciales bombas de tiempo a punto de explotar en nuestra Ciudad porteña”, dijo Javier Miglino, Director de Defendamos Buenos Aires quien contabiliza “26 derrumbes mortales en la Ciudad de Buenos Aires con, al menos, 32 muertos, 220 heridos y daños por valor de 500 millones de Pesos».

El último derrumbe que le costó la vida a Adrián Continiello tiene, por ahora, un solo imputado: el arquitecto Eduardo Agustín Aguaviva, director y autor del proyecto de obra, empleado jerárquico de la constructora Caputo Hermanos SA. La lista de obras en construcción que se han derrumbado es realmente extensa como recuerda, alguna de ellas, esta ONG. En diciembre de 2009, en Córdoba y Pringles (Villa Crespo) luego de un derrumbe murió aplastado por una losa un obrero. Otros dos quedaron heridos. En agosto de 2010 una máquina ex­cavadora dejó al aire los cimientos y la pared medianera de un petit hotel de tres pisos, se derrumbó todo el edificio. En los pisos superiores funcionaba el gimnasio Orión. Murieron tres personas. Mendoza al 5000. El 10 de septiembre de 2010 se vino abajo un entre­piso en el boliche Beara ubicado en Scalabrini Ortiz 1638 de Palermo. Dos chicas fallecieron. En octubre de 2011. se derrumbó el techo de una obra en construcción en Avenido Directorio 428 (Caballito) por lo que falleció aplastado un obrero. En noviembre de 2011. Se vino abajo el edificio de Bartolomé Mitre 1232. Isidoro Madueña murió varios días después como consecuencia de haber quedado bajo los escombros. A fines de mayo de 2012 en una obra de Emilio Mitre al 600, Caballito, un obrero falleció después que le cayera encima parte de una pared medianera. El 17 de agosto de 2012 Octavio Pérez Galimberti fue aplastado por una losa que le cayó encima en la calle Lavalle al 1500, Tribunales. A los pocos días de ese derrumbe, se produjo un terrible desprendimiento en la calle Sinclair al 3000, en Palermo, se produjo un gravísimo derrumbe que se tra­gó parte de la calle, la vereda, los árboles y puso en riesgo toda la manzana, que fue evacuada.