El vergonzoso índice de pobres que arrastra el país, señalado en el INDEC con el 32% del total de los habitantes del país, representa un universo de 14,3 millones de personas. Las políticas económicas actuales han sumergido a más de tres millones de argentinos en la miseria en relación al semestre anterior, a razón de 16.700 pobres por día.

Una escandalosa realidad que se profundiza mucho más en determinadas regiones del país. Según el informe del INDEC, conocido este jueves, la provincia de Corrientes es la que tiene el índice de pobreza más alto con 49,3%, prácticamente la mitad de los correntinos viven en la pobreza y el 13,8% en la indigencia. En los partidos del Gran Buenos Aires los pobres representan el 35,9% con un 8,5% de indigentes. La escalada histórica más reciente de pobres en Argentina fue la de 2003 cuando el 57,8% vivía en la pobreza, casi 21 millones de personas. A partir de ahí comenzó un paulatino descenso encontrando un piso del 25,7% en 2015. Desde entonces, la pobreza fue creciendo hasta el actual 32%, aunque es esperable que sea mayor el porcentaje por estos días considerando los altos niveles de inflación que ha tenido el primer tramo del año con un dólar que ya roza los $45.-