La experiencia piloto se puso en marcha este jueves con ocho unidades eléctricos que corresponden a las líneas 12, 34, 39 y 59.

Son unidades definidas como más amigable con el medio ambiente ya que no requieren de combustible para funcionar por lo que no emiten gases contaminantes. Además, requieren de un menor costo para su mantenimiento ya que su motor es mucho más simple. Estarán en funcionamiento durante un año para después evaluar su rendimiento en base a esta experiencia. Si los resultados finales son positivos se avanzará con un plan integral que abarcará casi 20 mil unidades que se irán incorporando paulatinamente con la intención que en 2028 todos los colectivos funcionen con motor eléctrico. Las unidades que funcionan actualmente tienen dos sistemas, relacionados con su autonomía, diferentes. Uno de mayor alcance (220 kilómetros) que el otro (70 kilómetros).