En la sesión del Concejo Deliberante de Vicente López, donde se trató la Rendición de Cuentas del municipio que conduce el intendente Jorge Macri, distintos sectores de la oposición expusieron graves denuncias relacionadas con el manejo del dinero público. Plantearon gastos innecesarios o superfluos que van desde butacas para el cine municipal pagadas 11 mil pesos cada una, hasta servicios de catering por más de cinco millones de pesos.

El abanico de exposiciones similares fue tan amplio como variado e incluyen pagos por cinco millones de pesos a redes sociales y dos millones de pesos por publicidad a dos medios (Crónica y Radio Mitre). Vicente López es el municipio considerado más rico de toda la provincia de Buenos Aires, con un presupuesto anual de 8.200 millones de pesos, teniendo desde 2005 toda la red de servicios públicos (gas, luz y cloacas) instalada en toda su geografía. Su nivel de recaudación por impuestos locales (tasa) es de las más alta del conourbano. En este marco realiza gastos que la oposición considera sospechosos o excesivos. La concejala Sofía Vannelli (Frente Renovador) explicó que el municipio compró 280 butacas para el cine-teatro York a un costo de $ 6247 cada una. Terminó desembolsando $8.300 debido a cuestiones administrativas. Siete meses más tarde, hizo lo propio para el Centro Cultural Munro, sólo que a un costo de $11.000. El concejal peronista Lorenzo Beccaria comentó que se destinaron $1.300.000 a una empresa privada para que realice exámenes pre ocupacionales del personal que ingresa a la Municipalidad, una tarea que debería realizar el hospital municipal. El concejal vecinalista, Rubén Volpi, destacó otra curiosidad al hace notar que hace poco el municipio tomó un crédito (150 millones de pesos) mientras mantiene, en bancos públicos y privados, plazos fijos por 830 millones de pesos con los que se podrían construir 10 jardines maternales y 10 jardines de infantes. Este concejal también solicitó una aclaración a fin de dilucidar la grosera diferencia de 1.159 sueldos pagados en diciembre del 2018. Lo hizo después de señalar que según lo aportado en la Rendición de Cuentas figuran un total de 5.238 agentes trabajando. Sin embargo, en la minuta de pago de sueldos que consta en la documentación del Municipio, donde cada uno de los empleados está registrado con nombre y apellido, figuran 6.397 movimientos. La sospecha es que son personas que han cobrado sueldo.