Mientras se va puliendo el acuerdo del Frente Renovador con el peronismo para incorporarse al lote de fuerzas políticas que acompañarán la fórmula Fernández-Fernández, el actual intendente de Tigre, el peronista Julio Zamora, remarcó sus diferencias con el ex mandamás en este distrito Sergio Massa.

El jefe comunal dio a conocer en las últimas horas un comunicado en el que afirma estar dispuesto a competir en las primarias para sostener su posibilidad de ser reelegido por un nuevo período al frente de la administración comunal. La posible rival sería nada menos que Malena Galmarini, esposa de Massa. “Voy a trabajar para seguir transformando Tigre como los últimos 6 años, y estoy dispuesto a competir para que la ciudadanía elija quién es el mejor hombre o mujer que representa nuestro espacio”, asegura Zamora en estas líneas señalando que “las PASO son el mecanismo para dirimir liderazgos. Mi partido va a estar a la altura de las circunstancias». Y agrega: “pertenezco a un partido que tiene una rica historia. Cuando el partido negó la competencia interna vinieron los fracasos. Hemos aprendido que tenemos que abrir los brazos a todos los espacios. Los dirigentes nacionales de mi partido van a ser coherentes con lo que venimos sosteniendo desde hace mucho tiempo”.