El presupuesto de la ciudad para el año próximo fue finalmente aprobado este jueves en la Legislatura Porteña con los 34 votos propios del bloque oficialista. Hubo 16 legisladores que fueron por la negativa y otros 9 se abstuvieron. Otra vez la foto de la Alianza Cambiemos, esa que mostraron en el café Tortoni en agosto pasado, quedó desdibujada. El radicalismo volvió a tomar distancia, en la ciudad, de sus socios del PRO a nivel nacional. 

La diputada Paula Villalba, que preside la comisión de presupuesto, explicó cuál será el destino de los más de 321 mil millones que tendrá el gobierno para invertir en la ciudad el año próximo. Señaló que no se detendrá ninguna obra pública en ejecución y aseguró que más del 50% de la recaudación se distribuirá en áreas sociales. Las dudas de la oposición fueron puestas principalmente en este último punto, afirman que existen áreas como educación y viviendas que van disminuyendo sus ingresos año tras año. También se aprobó en esta sesión la ley tarifaria que dispone las distintas alicuotas para el año próximo destacando una actualización del impuesto de alumbrado barrido y limpieza  con una suba promedio del 34 % respecto de año en curso y un tope máximo del 38%. La sesión dio el visto bueno a la concesión de locales bajo la autopista 25 de mayo, y se ratificó un convenio entre el Estado Nacional y el Gobierno de la Ciudad, a través del cual se buscará ampliar el Aeroparque Jorge Newbery para instalar en nueve hectáreas nuevas cocheras en estacionamientos subterráneos.