La legislatura porteña aprobó este jueves en sesión ordinaria una ley que prohíbe la exhibición de animales en vidrieras, escaparates o lugares que cumplan esta función, además de exigir buenas condiciones de sanidad, alimentación e higiene. Los locales comerciales tendrán un año de plazo para adecuar sus prácticas e instalaciones a la nueva normativa. Se trata de un proyecto impulsado por el diputado Maximiliano Ferraro (Vamos Juntos) que logró mayor adhesión interna en relación al de su compañero de bancada Diego García Vilas (Vamos Juntos) quien presentó un proyecto similar que incluía la prohibición de ventas de animales. La ley permite que sean exhibidos en el interior de estos comercios, tomando los recaudos necesarios para que no sean vistos desde la vía pública y garantizando buenas condiciones de sanidad, alimentación, higiene y ventilación. La multa para los infractores varía entre los 6.420 pesos hasta 21.400 pesos.