La automotriz Renault ha decido reflotar los estudios para la producción de una pick up en su planta industrial de Santa Isabel, en la provincia de Córdoba, como parte del proyecto que ya permite la fabricación de un modelo similar de la marca Nissan.

El proyecto que demandó en su momento una inversión de US$ 600 millones permite desde el segundo semestre de 2018 la producción de la Nissan Frontier, y debía continuar en 2019 con la salida de la misma planta de la pick up Alaskan de Renault y para 2020 la Mercedes Benz Clase X, definitivamente cancelada.

Voceros de Renault le aseguraron a la agencia Telam que «el proyecto Alaskan está demorado debido a las condiciones de mercado no muy favorables de los últimos 18 meses, pero la inversión está hecha y lista para ser retomado, para lo cual se reiniciaron los estudios de producción».

La nueva planta de Santa Isabel está preparada para la producción de 70.000 unidades por año, por lo que el lanzamiento del modelo de Renault permitiría aprovechar la capacidad ociosa con algunos reajustes que no demandarían una nueva inversión.