Organizado por la Cámara Nacional Electoral se realizó este domingo el primer debate presidencial en Santa Fe. Resulta inútil intentar saber quien resultó ganador, no hay parámetros concretos que puedan determinarlo. La respuesta siempre dependerá de los ojos con que se observe la presencia de los aspirantes a la Rosada. Lo cierto es que despertó la atención de los argentinos, teniendo en cuenta el alto rating, a la altura de un partido de futbol de alta definición. Dadas las características técnicas del debate no hubo cruces picantes y Alberto Fernández hizo valer su condición de docente universitario y extensa militancia política. Se lo vio mucho más sólido en argumentos y propuestas. Sorprendió la presencia de Daniel Scioli entre los asistentes que observaron el debate. Su presencia no fue inocente, la intención era traer el recuerdo de las promesas incumplidas de Macri realizadas en la campaña y debate del 2015. A la hora de sus exposiciones el presidente volvió a recaer en el discurso que más reitera endiablando al kirchenirsmo emparentándolo con las políticas que aplica Venezuela. Una ola en la que se montó José Luis Espert para sostener que el gobierno no “pudo evitar el regreso del kirchnerismo, nosotros sí”. Roberto Lavagna buscó avanzar en lo que representan ocho años de no crecimiento económico, pero se notó su incomodidad por las características del debate. Más tarde lo reconocería explícitamente. El candidato de la izquierda, Nicolás del Caño no sorprendió, reiteró las críticas que habitualmente expresa en los medios. Tampoco se lo notó cómodo a Jose Gómez Centurión que ratificó su perfil ideológico al señalar, “hay que comerciar con todos los países sin distinción, salvo que estén relacionados con financiamiento terrorismo o narcotráfico”. Sobre el tema Venezuela Fernández fijó posición, «no quiero eludir el tema Venezuela, porque Venezuela tiene problemas. Quiero que los venezolanos resuelvan sus problemas. No quiero ver un soldado argentino en territorio venezolano». El próximo domingo habrá un segundo y último round para este debate presidencial, será en la facultad de derecho.