Un proyecto de ley que buscará su aprobación este jueves en la sesión ordinaria de la Legislatura porteña eximirá del pago a locales gastronómicos y centros de abastecimiento que utilizan el espacio público con mesas y sillas para atender a sus clientes.

En principio se trata de una resolución que se mantendrá hasta fin de año con la posibilidad de ser incorporada por más tiempo a partir de las leyes Tarifaria y Código Fiscal de tratamiento anual que se abordan habitualmente cerca de fin de año con las leyes que conforman el paquete económico. Los argumentos, según señaló la diputada Paula Villalba (Vamos Juntos) que preside la comisión de presupuesto, están centrados en “favorecer la actividad gastronómica que está en baja”. La nueva norma no discrimina zonas, beneficiando por igual a bares o restaurantes de barrios porteños periféricos como a los ubicados en zonas con mayor movimiento comercial como Palermo, Puerto Madero, San Telmo o la calle Florida.