Tal como ocurrió en nochebuena hubo menos heridos, en comparación con el año anterior, por festejar con pirotecnia la llegada del 2019.

Un total de 15 personas (35 en el pase de 2017 a 2018) fueron asistidas esta madrugada en el Hospital de Quemados de la ciudad de Buenos Aires durante los festejos de Año Nuevo. En el Instituto Oftalmológico Pedro Lagleyze ingresaron cinco menores de edad y 15 adultos por heridas ocasionadas por pirotecnia y corchazos durante los festejos por el Año Nuevo. Según reportó a la agencia Télam el jefe de guardia del instituto, Rubén Casale, “ninguno revistió heridas de gravedad, ni requirió intervención quirúrgica”.