El gobierno porteño mantiene su incesante escalada en la tarifa del subte que pasó a costar $ 14,50.

Se trata de un castigo a los usuarios de este transporte que viene teniendo incrementos mensuales por la quita de subsidios que promueve la administración Larreta que cuenta con el presupuesto más rico del país, previsto en 321 mil millones de pesos en 2019. Para febrero la tarifa para viajar en subte llegará a costar $ 16,50 acumulando el 120% de aumento en menos de un año.