Diego Maradona explicó que su internación fue por una cuestión menor. «Entré a la clínica con 58 años y salí con 50», bromeó al ser reporteado en Radio La Red donde comentó los pormenores de una breve internación de horas este sábado en la Clínica Olivos, donde había ingresado para realizarse un chequeo ante de regresar a México.

Maradona renovó vínculos con el club Dorados de Sinaloa hacia donde partirá en las próximas horas. El estudio médico que se realizó estaba planificado, durante el mismo se detectó un pequeño sangrado estomacal y lo dejaron internado unas horas por control. Sobre la repercusión que tomó su extensión en la estadía en la clínica Maradona dijo que se encontraba en perfectas condiciones, refiriendo que «los estúpidos de siempre» especulan con su salud. Cuando le preguntaron cuál era su deseo para el 2019, expresó:«Lo único que le pido a Dios es que se vaya Macri».