El Presidente Mauricio Macri aseguró que se avecina una época con políticas menos gradualistas. Así lo señaló en una entrevista televisiva asegurando que los cambios en su gabinete no hacen más que ratificar que seguiremos en el mismo rumbo económico reconociendo que “el camino no será fácil. Por más que les duela, esta es la dirección”.

Colocando alguna precisión sobre lo que se viene en materia de tarifas en los servicios públicos, auguró que aún falta un tercio más por ajustar. Sobre la salida del polémico Aranguren el Presidente remarcó “le estoy infinitamente agradecido, pero hay un desgaste. Este trabajo es muy duro, sobre todo desde el punto de partida. A Aranguren le tocó la peor”. Sobre el acuerdo con el FMI señaló que el organismo aprobó el plan económico del gobierno, que ahora será con menos gradualismo, educiendo el déficit fiscal intentando que los recortes no recaigan sobre las obras públicas planificadas.