El presidente Mauricio Macri realizó este lunes una conferencia de prensa acompañado por su candidato a vicepresidente, Miguel Pichetto, y continuó echando culpas a la oposición triunfante en las elecciones primarias de este domingo, asegurando que no resulta confiable para los mercados “la alternativa kirchnerismo no tiene credibilidad en el mundo”. Esa fue la explicación que dio cuando se le preguntó por la abrupta suba de la cotización del dólar que llevó la tasa de referencia del Banco Central al 74%. Con tono balbuceante Macri respondió algunas preguntas transmitiendo que cree en la posibilidad de revertir el resultado en las elecciones del 27 de octubre. “Estamos intentando hacer algo que el mundo ya probó y le fue bien, como Chile, Brasil, Perú y Uruguay, y el kirchnerismo intentó otro modelo que fracasó y de lo que no me puedo hacer cargo, por eso paso lo que paso hoy”, sostuvo Macri. “Ellos (el peronismo) ya gobernaron y deben demostrar que van a hacer algo distinto que a lo que hicieron antes»En sus respuestas bordeó la sensación de cargar culpas en la gente que no los voto al no comprender las bondades de su modelo económico que viene descargando una brutal inflación, desocupación y endeudamiento en los casi cuatro años que lleva de gobierno. Macri careció de autocriticas se mostró caprichoso al volver a reiterar que este es el único camino y poco le importó cuando un cronista le recordó que hay miles de familias que la están pasando muy mal. “Lo sé”, afirmó desplegando una argumentación poco sensible relacionada a es lo que tiene que suceder hasta que estemos mejor.