«Realmente quiero pelear de nuevo» fue una de las primeras frases que lanzó Luiz Inácio Lula da Silva al salir de la prisión en Curitiba y ser recibido por centenares de seguidores y amigos que lo estaban esperando. El expresidente brasileño recuperó pasadas las 16:15 de este viernes la libertad, después de 580 días preso por una causa sin pruebas en contra y por la sola determinación de una estructura judicial que quiso correrlo de las elecciones presidenciales. Después de salir de prisión habló para agradecerle a personas cercanas que lo ayudaron. Las nombró una a una. Expresó su deseo de seguir peleando y más tarde se subió a un auto junto a su pareja y subió un video con parte del recorrido a través de su cuenta de twitter.