No pudo ser. La final del Súper Rugby volvió a mostrar a Los Jaguares a la altura de la alta exigencia de este torneo. En Christchurch Crusaders ratificó su enorme poderío ante 19 mil espectadores que lo vieron derrotar al combinado argentino 19-3. El encuentro fue también la despedida de Jaguares para Pablo Matera y Tomás Lavanini que seguirán su carrera, a partir del año próximo, en el rugby europeo.

El comienzo fue a pura defensa argentina. Jaguares tardó ocho minutos en poner el juego en campo rival, pero después mantuvo las acciones una franja de tiempo similar en terreno local. La paridad se rompió a los 15’ cuando Díaz Bonilla no desaprovechó el primer penal con posibilidad de pedir palos (3-0). Con terreno húmedo la pelota se hizo difícil de dominar forzando errores en su manejo que derivaron en varios scrum. El dominio de esa formación fue pareja también, aunque Medrano incomodó a Moody al punto de llevarlo a cometer penal. La defensa de Jaguares fue perfecta hasta los 25’ cuando Crusaders sacó provecho de una desatención que concluyó en el único try del partido apoyado por el primera línea Taylor (7-3). La confianza argentina no decayó, se observó a los 28’ cuando hubo posibilidad de pedir palos tras un penal y fueron al line.

La presión llevada al límite de Crusaders obligó a Díaz Bonilla a una mayor utilización del pié, no siempre con buen resultado. A los 36’ hubo una increíble posibilidad de try. Moroni, después de recibir un pase mágico de Matera, se le fue la pelota hacia adelante cuando estaba a centímetros del ingoal mientras era tackleado. Los primeros cuarenta concluyeron con un penal de Richie Mo’unga dejando el tablero 10-3.

El reinició mostró una creciente tendencia de Crusaders a plantarse como dominador del juego. A los 43’ Moroni volvió a mostrarse, con velocidad y fantástica destreza personal. Caminó a centímetros de la línea de cal hizo un sombrerito y le sirvió un pase a Moyano que no llegó a destino, casi dentro del ingoal. Un Crusaders pudo anular.

A los 51´se recurrió por primera y única vez al TMO salvando a Jaguares de un try en contra, fue después de un penal rápido del local que sorprendió a los argentinos. De todas formas, Crusaders aprovechó la ocasión para sumar tres puntos más desde el pie de Richie Mo’unga (13-3). El apertura neozelandés volvió a sumar a los 59´ y 74’ (19-3) acentuando la tendencia dominante del local que se encaminó hacia lo que fue su décimo título (tercero consecutivo) en los 24 capítulos que tiene la historia del Súper Rugby.

Síntesis

Crusaders: 1- Joe Moody, 2- Codie Taylor, 3- Owen Franks, 4- Mitchell Dunshea, 5- Samuel Whitelock (c), 6- Whetu Douglas, 7- Matt Todd, 8- Kieran Read, 9- Bryn Hall, 10- Richie Mo’unga, 11- George Bridge, 12- Jack Goodhue, 13- Braydon Ennor, 14- Sevu Reece, 15 David Havili.

Suplentes: 16- Andrew Makalio, 17- George Bower, 18- Michael Alaalatoa, 19- Luke Romano, 20- Jordan Taufua, 21- Mitchell Drummond, 22- Mitchel Hunt, 23- Will Jordaan

Tantos: Try de Taylor Conversión de Richie Mo’unga. Penal de 10- Richie Mo’unga (4)

 

Jaguares: 1- Nahuel Tetaz Chaparro, 2- Agustín Creevy, 3- Santiago Medrano, 4- Guido Petti, 5- Tomás Lavanini, 6- Pablo Matera, 7- Marcos Kremer, 8- Javier Ortega Desio, 9- Tomás Cubelli, 10- Joaquín Díaz Bonilla, 11- Matías Moroni, 12- Jerónimo de la Fuente (C), 13- Matías Orlando, 14- Ramiro Moyano, 15- Emiliano Boffelli.

Suplentes: 16- Julián Montoya, 17- Mayco Vivas, 18- Enrique Pieretto, 19- Juan Leguizamón, 20- Tomás Lezana, 21- Felipe Ezcurra, 22- Domingo Miotti, 23- Sebastián Cancelliere

Tantos: Penal de Díaz Bonilla