A través de una carta que entregaron este martes en la Casa de la Provincia de Buenos Aires, 50 intendentes enrolados en el peronismo bonaerense, le pidió a la gobernadora María Eugenia Vidal declare la emergencia alimentaria y “refuerce las partidas presupuestarias” de la asistencia que mensualmente reciben los comedores y escuelas de la provincia. La nota lleva la firma de los jefes comunales de La Matanza, Verónica Magario (preside la Federación Argentina de Municipios) y el de Ituzaingó, Alberto Descalzo, tiene adhesión de los intendentes de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini; de Laprida, Alfredo Fisher; de Punta Indio, Hernán Izurieta y de 25 de Mayo, Hernán Ralinqueo, entre otros. Le piden a la gobernadora una reunión para contarle cómo es la situación en cada uno de estos distritos y comenzar a ayudar a solucionar los problemas.