Solo con los votos (31) de la bancada oficialista, la Legislatura porteña sancionó este jueves la ley que crea el Régimen de Patrocinio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Se trata de un proyecto impulsado por los diputados Diego García Vilas, Maximilano Ferraro y Agustín Forchieri (Vamos Juntos) que plantea la posibilidad que el sector privado auspicie, con carácter no tributario, actividades que programe en el año el gobierno porteño. Ferraro, miembro informante de este proyecto, defendió la propuesta asegurando que “permitirá aumentar la responsabilidad social empresaria y financiar acciones públicas en beneficio de toda la sociedad”. Los 24 legisladores opositores, de todo el abanico político, se expresó en contra. En general centraron las críticas en la mirada privatizadora que mantiene el modelo neoliberal del gobierno de Larreta. En esta dirección Javier Andrade (Unidad Ciudadana) reflexionó en un aparte con cronistas parlamentarios: “Larreta primero recorta los presupuestos de educación y salud, con grandes problemas de infraestructura y falta de insumos. Ahora, nos propone resolverlo con patrocinio de empresas, escuela Coca Cola, hospital Farmacity. Ya no somos vecinos somos consumidores”. Respondiendo a esta mirada crítica Diego García Vilas, señaló que parecen estar “refiriéndose a otra ley, porque está claro que el gobierno tiene responsabilidad y hay un Estado presente”, destacando que “la norma tiene límites muy claros”.