El secretario general de la CGT, Juan Carlos Schmid, aseguró este jueves que cuando se reúnan con la titular del FMI Christine Lagarde le manifestarán su rechazo al acuerdo firmado con el Gobierno y advirtió que el ajuste que se está llevando adelante con recortes de hasta 300 mil pesos tendrá un costo social gigantesco.

Las declaraciones de Schmid fueron realizadas en la tradicional sede de la organización obrera, Azopardo al 800, después que el triunvirato de la CGT rechazara la posibilidad de avalar el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y el FMI, calificándolo de «inviable» asegurando que «va a abrir un frente de conflicto infinito». Schmid afirmó que “un ajuste de estas características abrirá un frente de conflicto infinito. Es prácticamente inviable llevar adelante un ajuste de estas características en un país que ya está paralizado y en recesión”, y sentenció que “no habrá consenso social de parte de los trabajadores organizados”. Por su lado Héctor Daer comentó que las autoridades «como único objetivo se plantean reducir el déficit fiscal y no se plantean bajo ningún punto de vista el déficit de los problemas sociales».