Presionado por su inacción ante la profundización de la crisis económico y social que vive el país la CGT decretó un paro general para el próximo 29 de mayo.

Lo hizo después de realizar un análisis que concluyó con una aprobación en forma unánime del Consejo Directivo de la central obrera. Será el quinto paro contra las políticas del gobierno de Mauricio Macri. En coferencia de prensa Héctor Daer anunció «que no habrá marcha atrás con esta determinación» descartando la posibilidad que el Gobierno intente abrir un canal de diálogo para desactivar la medida. También aclaró que no incluye movilización.