Una avioneta con cuatro personas a bordo, entre ellos un menor de 11 años, cayó en el techo de una casa en San Fernando. Provenían de Porto Alegre y se habría quedado sin combustible según aseguraron testigos que asistieron a los accidentados que lograron sobrevivir al accidente. Solo resultó algo lastimado el piloto de la aeronave de nacionalidad belga quien habría advertido a la torre de control su emergencia, dada la necesidad de descender rápidamente por la falta de combustible. Finalmente, la aeronave callo en una vivienda de la calle Charlin 146 en cercanías del aeropuerto internacional de San Fernando.