La compañía Japan East Railway anunció que construirá el ten más rápido del mundo que superará en velocidad a los trenes bala que funcionan actualmente.

Se trata de un proyecto bautizado Alfa-X que pondrá en funcionamientos trenes que alcanzarán una velocidad máxima de 360 km/h sobrepasando los 320 km/h de las actuales formaciones. Las formaciones nuevas unirán en tres horas, dentro de unos años, los más de mil kilómetros que separan Tokio y Sapporo. Lo hará por una traza nueva. En la actualidad ambas ciudades tienen servicios ferroviarios que, trasbordo mediante, demoran el viaje en más de ocho horas.