Intendentes bonaerenses se van alineando con la postura planteada por el presidente Alberto Fernández en relación a la reducción del porcentaje de participación federal (secundaria) que recibe la Ciudad de Buenos Aires. Por estos días Fernández negocia con el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta, cuál será el alcance (porcentaje) de reducción. Se especula que estará cercano a un punto.

El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, fue el primero en reconocer la necesidad de esta reducción. El monto anual que recibe la Ciudad de la Nación representa unos 136 mil millones de pesos anuales. El jefe comunal de La matanza Fernando Espinoza se expresó en el mismo sentido que su par sureño, trazando una comparación de presupuestos que desnuda la brecha que existe entre un distrito rico y uno pobre. “La ciudad de Buenos Aires tiene 3 millones de habitantes con un presupuesto de 480 mil millones de pesos anuales. La Matanza tiene 2 millones de habitantes y un presupuesto de 15 mil millones”, expresó Espinoza.

Con la asunción de Mauricio Macri, y después de un decreto presidencial, la ciudad recibió el beneficio de saltar, en enero de 2016, de 1,4% a 3,75%. Más tarde otro decreto de Macri lo ajustaría a 3,5%. Ahora, el presidente plantea bajarle un porcentaje, aún no definido, que podría ser el 1%, equivalente a 36 mil millones de pesos aproximadamente.