El Gobierno de Uruguay y directivos de la empresa finlandesa UPM firmaron un nuevo acuerdo para concretar la puesta en marcha de otra planta de celulosa.

El acuerdo debe ser ratificado por los accionistas de la empresa en una próxima asamblea. “Puedo decir con seguridad que todos los puntos que nos propusimos trabajar para llegar a un acuerdo final, todos, absolutamente todos, están acordados entre el gobierno nacional y UPM”, dijo el presidente Tabaré Vázquez ayer a la prensa. De esta forma la empresa finlandesa comenzará en septiembre la construcción de su segunda planta de celulosa en Durazno. Como parte del acuerdo el gobierno firmó con un consorcio privado el contrato para comenzar a construir el llamado Ferrocarril Central, el tramo de 273 kilómetros que unirá el puerto de Montevideo con la ciudad de Paso de los Toros, en la zona donde UPM podría construir su segunda planta de celulosa en Uruguay.