Brian Gallo vive en Moreno, distrito donde se desempeñó como presidente de mesa en las elecciones del último domingo. Ese dìa algún miserable le sacó una foto que más tarde subió a redes sociales con frases burlonas por su vestimenta. Se sumaron otros miserables que realizaron comentarios discriminatorios tratándolo de pibe chorro. Escribieron «Si votás en Moreno no lleves cosas de valor», o «Votá porque te robo» y «Dame tu DNI y tu celular». Casi de inmediato la intendenta electa de Moreno Mariel Fernández Salió en su defensa señalando que lo conocía por su militancia social.  “Trabaja en una cooperativa que es contratada por la provincia de Buenos Aires para sanear arroyos», comentó agregando que ayuda como voluntario en el Club de Fútbol Casa 2000″, donde se brindan prácticas deportivas y servicio alimentario para niños del barrio. Su madre también salió en su defensa explicando que es un pibe muy solidario. En las últimas horas el presidente electo, Alberto Fernández lo recibió junto a su madre en sus oficinas de México al 300, en San Telmo. «El país que se viene va a dejar atrás los prejuicios y la discriminación. Todos somos Brian», expresó Fernández en un tuit dejando en claro que pondrá esfuerzos en combatir la discriminación que es eje central de la grieta clasista que alimentan quienes creen ser superiores por su condición social.