La ministra de Seguridad Patricia Bullrich aseguró este lunes que el gobierno impulsará la baja de imputabilidad para los delitos graves hasta los 15 años. Lo hará enviando al Congreso un proyecto de ley para establecer un nuevo régimen penal juvenil. En declaraciones a radio Mitre la funcionaria explicó que se viene trabajando desde hace tiempo en este tema y se ha llegado a un consenso con sus pares, los Ministros de Justicia y Desarrollo Social y varias ONG.

La propuesta ya ha sido rechazada en otras ocasiones por organizaciones internacionales. Unicef, hace dos años, se pronunció en contra de bajar la edad de imputabilidad, al considerar que se daría “un paso atrás” en lo que refiere a protección de los derechos de los niños y jóvenes, y no se estarían respetando los estándares internacionales. Se trata de una polémica propuesta planteada en año electoral, que busca fortalecer la imagen del gobierno ante sectores de la población más proclives a endurecer condenas a menores de edad. Sin embargo, los delitos graves no resultan ser protagonizados por menores. La estadística muestra todo lo contrario bajo diferentes mediciones. La Corte Suprema de Justicia entregó un informe en el que señalaba que en 2011 hubo 252 acusados por 190 homicidios dolosos producidos en la Capital Federal, solo 2 de los acusados fueron menores de edad inimputables. El informe detalla que la franja etaria más comprometida es la que va de 18 a 25 años con 46 imputados. Otros 43 tienen entre 26 y 35 años; 18 tienen entre 36 y 50 años; 9 entre 51 y 65; solo 1 es mayor de 66, y hay 10 menores imputables. Como contrapartida a esta endemoniada mirada social que existe hacia la franja adolescente se puede observar que en realidad son víctimas más que victimarios, ya que 17 de las 190 personas asesinadas que hubo en la ciudad autónoma en 2011 fueron menores de edad.